Facebook Pixel

Los mejores productos para las enfermedades hepáticas del perro

Los productos destinados al tratamiento de las enfermedades hepáticas refuerzan el organismo del animal con nutrientes que contribuyen al correcto funcionamiento de la función hepática y mejorar así la salud del perro afectado.

Comprar por

1 artículo

Fijar Dirección Ascendente
por página

Problemas hepáticos en perros

Los problemas hepáticos en perros son difíciles de detectar. Además, de manera ocasional aparecen como una enfermedad secundaria. Esto quiere decir que el perro puede padecer una enfermedad que afecte de forma secundaria al hígado, lo que se refleja, normalmente, en los análisis bioquímicos de la sangre.

El hígado tiene muchas funciones relacionadas con el metabolismos de ciertos nutrientes, como las proteínas, los carbohidratos y las grasas. También está relacionado con el metabolismo de vitaminas y minerales.

Otra función irreemplazable del hígado es su capacidad para la eliminación y excreción de toxinas y fármacos, transportados por la sangre, así como la función de formar y eliminar la bilis.

Causas de problemas hepáticos en perros

Para comprender las causas de las enfermedades hepáticas, primero debemos aclarar que las enfermedades hepáticas se pueden dividir en cuatro grandes grupos:

  1. Alteraciones del parénquima hepático: tanto inflamatorias (hepatitis con o sin cirrosis) como no inflamatorias (amiloidosis hepática, lipidosis hepática y hepatopatía esteroidea).
  2. Enfermedades tumorales: Linfoma, carcinoma hepatocelular, colangiocarcinoma o metástasis hepáticas.
  3. Alteraciones en el sistema biliar: Colangitis, colecistitis o mucocele.
  4. Trastornos vasculares del hígado: Derivaciones portosistémicas y congestión hepática.

Síntomas de problemas hepáticos en perros

Cuando un hígado comienza a perder su capacidad funcional, aparecen una serie de síntomas. No tienen que aparecer todos y, a veces, pueden ser confundidos con síntomas de otra enfermedad. Los síntomas que pueden desarrollar los perros con enfermedad hepática son:

  • Apatía. El can puede mostrarse cansado, con falta de vitalidad y ganas de moverse.
  • Inapetencia. Podemos notar que el perro tiene pocas ganas de comer o, al menos, no tantas como fuera habitual.
  • Deshidratación. Aunque beba agua como habitualmente suele hacerlo, al no funcionar correctamente el hígado, el agua no hidrata las células del cuerpo. Podemos ver si un perro no está hidratado si pellizcamos un trozo de la piel de la espalda y esta tarda en volver a su sitio.
  • Cambio en la coloración de las mucosas. Cuando existe una deficiencia en el hígado, las mucosas del can tienden a volverse amarillas. Esto se conoce como ictericia.
  • Pérdida de peso. El can puede perder peso por la falta de apetito, unido al incorrecto metabolismo de los nutrientes.
  • Vómito crónico o recurrente. Cuando el problema hepático aumenta, otros síntomas se muestran. Es el caso de los vómitos, que suelen ser amarillos y espumosos.
  • Polidipsia y poliuria. Estos términos se refieren, respectivamente, a un aumento de la cantidad de agua ingerida y de la orina excretada.
  • Ascitis. Es la acumulación de líquido en el abdomen, producida por la disminución de las proteínas séricas y aumento de la tensión venosa.
  • Diarrea.
  • Signos neurológicos. Debido a la acumulación de toxinas en la sangre por la falta de funcionamiento del hígado, estas pueden afectar al cerebro, de forma que produce una inflamación de este.

Tratamientos para problemas hepáticos en perros

El tratamiento de problemas hepáticos en perros puede incluir uno o más de los siguientes:

  • Tratamiento médico: dependiendo de la patología concreta, puede ser necesario corregir los desequilibrios hidroelectrolíticos con fluidoterapia. También es recomendable complementar las carencias vitamínicas (con vitamina K, tiamina, cobalamina), así como para tratar trastornos digestivos y/o signos neurológicos. Algunos casos requieren administrar medicamentos hepatoprotectores como el ácido ursodesoxicólico.
  • Control dietético: en general, se debe administrar una dieta bien digerida, rica en carbohidratos de fácil asimilación y baja en grasas. Los niveles de proteína, sodio y cobre en la dieta deben ajustarse según la patología específica del perro.
  • Tratamiento quirúrgico: será necesario en algunas patologías como shunts portosistémicos o tumores hepáticos.

¿Como puedo comprar un producto hepático a mi perro?

Si quieres comprar un producto o medicamento para ayudar a tu perro en las adecciones hepáticas, contacte con nuestra tienda online veterinaria, Nuestroperro. En nuestro catálogo encontraras diferentes productos para ayudar a tu perro en el tratamiento de estas afecciones para tu perro.

Puedes realizar la compra de los productos para ayudar a tu perro a regular la función hepática en tan solo unos clicks. Ponga un producto en su carro y déjenos un mínimo de información necesaria para realizar el envío. Le garantizamos que su información personal estará cuidadosamente protegida.

Si necesita ayuda en cualquier etapa de la realización del pedido, contacte con nostros en el ☎ 91 82 90 814 y un vendedor especializado en productos de salud para mascotas le atendera. Este le dará buenos consejos y le ayudarán a realizar su compra. Realizaremos la entrega en el menor tiempo posible y por este motivo usted y su mascota podrán comprobar las ventajas de comprar los productos de salud para su mascota en la tienda Nuestroperro 

Nuestroperro te envía los complementos alimenticios para regular la función hepática de tu mascota a:

Álava, Albacete, Alicante, Almería, Asturias, Avila, Badajoz, Baleares, Barcelona, Burgos, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Coruña, La, Cuenca, Girona, Granada, Guadalajara, Guipuzcoa, Huelva, Huesca, Jaen, León, Lleida, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Orense, Palencia, Pontevedra, Rioja, La, Salamanca, Segovia, Sevilla, Soria, Tarragona, Teruel, Toledo, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zamora y Zaragoza.