Facebook Pixel

Viajar con tu cachorro

Visita al veterinario antes y después del viaje

Le comentaremos al veterinario los siguientes temas:

El itinerario y el destino del viaje: es importante que sepa cual será el recorrido exacto para poder prevenirle con vacunas de ciertas enfermedades o contagios.

La identificación del animal: además de primordial es obligatoria para perros y gatos en la Unión Europea. El collar, con el nombre y el teléfono del propietario, puede ayudar a recuperarlo si se extravía, aunque no impide el robo. En España existe un censo con los datos de los animales identificados y de sus dueños que ayuda a recuperar al animal. Tanto la identificación como el registro en la base de datos, los realizan los veterinarios.

La cartilla de vacunaciones y certificados veterinarios: tienen una vigencia limitada y deberemos comprobar si cubren el período de vacaciones. Algunos países solicitan la traducción a la lengua local. Llame a la embajada antes de partir. Le ayudarán.

Medicinas, sedantes, pastillas contra el mareo: pediremos al veterinario que nos recete medicamentos contra estos síntomas; si toma medicación nos llevaremos la cantidad suficiente para que dure todo el viaje.

Es recomendable que visitemos al veterinario a la vuelta del viaje para averiguar si durante la estancia ha sido contaminado por algún parásito interno (lombrices) o externo (pulgas y garrapatas).

Consejo práctico
Llevarlo a la peluquería. Un animal aseado es siempre mejor recibido. Además, el aseo (baño, peinado, corte de uñas) antes de partir hará que el animal se sienta más cómodo durante el viaje.