¿Has notado que tu mascota tiene una conducta extraña últimamente y no sabes a qué se debe? O tal vez, siempre se haya comportado de una forma determinada que no acabas de entender. Si es este tu caso, un etólogo podría ayudarte. En este post vamos a ver qué es un etólogo y en qué casos puede ayudar a tu mascota.

 

¿Qué es la etología?

 

Para saber qué es un etólogo, antes es necesario saber que la etología es la rama de la ciencia que estudia el comportamiento animal. Por tanto un etólogo es un profesional que se dedica a estudiar la conducta de los animales. ¿Te interesa? ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

 

¿En qué consiste el trabajo de un etólogo?

 

Cuando un animal tiene problemas de comportamiento entra en acción el etólogo. Su trabajo consiste en determinar las causas de dicha conducta y una vez que encuentre la raíz de la cuestión, realizará un diagnóstico y determinará un tratamiento.

 

¿Qué salidas profesionales tiene un etólogo?

 

¿Estás interesado en estudiar etología pero no sabes en qué tipo de lugares de trabajo van a requerir de tus conocimientos? Es muy sencillo, un etólogo tiene dos vías de desarrollo profesional:

 

  • Animales en cautividad. La figura del etólogo es necesaria básicamente en cualquier lugar donde convivan animales en cautividad (zoológicos, refugios, etc). Ellos son los que se encargan de manejar las situaciones más complicadas y promover estrategias de enriquecimiento ambiental, así como las pautas para proteger al animal para que desarrolle la misma conducta que si estuviera en libertad.

 

  • Animales domésticos. Esta profesión tiene cada vez más demanda en el ámbito veterinario. En este caso, los etólogos son los encargados de detectar los problemas de conducta de las mascotas y aportar soluciones.

 

 

¿Cuándo hay que acudir a un etólogo?

 

Lo ideal es que, cuando detectes un problema de conducta en tu perro o gato, acudas al etólogo. Por ejemplo, cuando tu perro se lleva mal con otras mascotas o no deja de escaparse.

Si tienes dudas, consúltalo primero con un veterinario y deja que sea un profesional quien evalúe si tu mascota debe ser tratada por un etólogo o por un adiestrador. De cualquier modo, no lo dejes para más adelante porque cuanto antes se trate el problema, más fácil será de solucionar.

 

FUENTE: MASCOPET