No es inusual que un perro se lama las patas constantemente. Sin embargo, puede ser difícil determinar la causa subyacente del problema. ¿Es un problema médico o de comportamiento? ¿Está el lamer causando una molestia o está ayudando a aliviarla? En este post vamos a intentar desvelar el misterio.

 

 

¿Por qué tu perro se lame las patas?

 

Cada vez que hay un "comportamiento" en juego, es importante descartar cualquier razón médica que explique el mismo. Si se descartan todas las cuestiones médicas, entonces el problema puede abordarse como un trastorno de conducta y se pueden emplear técnicas de corrección conductual. A continuación, te contamos las principales causas por las que un perro se lame mucho las patas.

 
 
 

Dolor

 

Cuando un perro de repente comienza a lamer mucho sus patas suele ser indicativo de dolor, especialmente si sólo está lamiendo una de sus patas.

 

El dolor en esa área puede ser causado por cualquier cosa, como heridas, picaduras de insectos, porque se ha clavado una espina o un trozo de cristal, una uña rota, etc.

 

Si no ves nada, no lo ignores. Lleva a tu mascota al veterinario lo antes posible. Algunas veces puede haber algo que esté sucediendo a un nivel más profundo, como un esguince muscular o algún tipo de inflamación o fractura, especialmente si la lamida está acompañada de cojera.

 
 
 
 

Alergia o infección

 

El lamer crónico se atribuye generalmente a las alergias de casi cualquier cosa. Podría ser la comida, los productos químicos del jardín, productos de limpieza de alfombras…

 

Por ejemplo, si tu perro se lame las patas después de caminar por el césped, es probable que la picazón sea causada por los pesticidas que se encuentran allí y las malas hierbas. Limpia las patas de tu perro con una toallita húmedadespués de salir a caminar para evitar más irritación.

 

Otra razón puede ser una infección causada por hongos que casi siempre viene de la mano de una dieta deficiente. A veces, el tratamiento más sencillo para la pérdida de pelo y la picazón es cambiar el alimento de tu perro. Asegúrate de proporcionar alimentos de calidad con todos nutrientes y vitaminas específicos que sean beneficiosos para el intestino y la piel.

 

Encontrar la causa real de la comezón puede ser una experiencia muy frustrante. Lo mejor es realizar un análisis de sangre con el veterinario para que pueda tratar la raíz del problema.

 
 
 
 

Aburrimiento

 

Antiguamente los perros estaban acostumbrados a caminar y cazar hasta 10 horas al día. Hoy en día esto no es así y los perros con mucha energía pueden frustrarse y, a menudo, mostrar comportamientos destructivos como lamerse en exceso las patas. Por lo que deberías darle paseos más largos y jugar más con él para que no se aburra.

 
 
 
 

Ansiedad

 

Los perros ansiosos pueden encontrar alivio lamiéndose excesivamente. Las causas de dicha ansiedad pueden variar desde ansiedad por separación hasta trastornos obsesivo-compulsivos. Seguro que entiendes mejor el acto reflejo de lamerse o morderse las patas si lo comparas con el fenómeno humano de morderse las uñas.

 

Otros perros pueden lamerse las patas antes de acostarse o lamerse hasta dormirse. Esta es su manera de relajarse y calmarse. Si no hay enrojecimiento o hinchazón, no debe ser una preocupación.

 
 
 
 

Pulgas o garrapatas

 

Las pulgas y garrapatas causan un picor muy fuerte que puede llevar a que se lama y mordisquee compulsivamente sus patitas. La afección puede empeorar aún más si tu perro es alérgico a las pulgas.

 

Además de usar antiparasitarios, asegúrate de eliminar las pulgas de tu casa y procura evitar que vuelvan a aparecer manteniendo la limpieza de tu hogar.

 

FUENTE: MASCOPET

 

Descubre nuestra tienda para perros en Madrid