Esta historia comienza con una niña llamada Raven que le dijo a su mamá que quería adoptar a un perro mayor porque "ningún perro debería morir solo en un refugio".

La madre de Raven, Melissa Davis, estaba tan conmovida por los deseos de Raven que de inmediato fueron al refugio local, la Baltimore Animal Rescue and Care Shelter (BARCS) y encontraron a Kaylee, una mestiza de 11 años que necesitaba desesperadamente una familia. Tenía problemas de salud y su familia anterior decidió que ya no podían cuidarla. Pero Melissa y su familia decidieron que sí podían y lo harían.

 

 Comprar pipetas antiparasitarias

 

Sin embargo, dos semanas más tarde, la nueva familia de Kaylee descubrió que, además de sus otros problemas de salud, Kaylee tenía cáncer terminal y los veterinarios le dieron solo dos meses de vida. Entonces la familia Davis decidió darle a Kaylee la mejor vida posible durante el tiempo que siguiera con ellos. Crearon una lista de deseos para Kaylee que incluía cosas como:

1. Encontrar un hogar para siempre (¡eso ya lo había conseguido!)
2. Salir a por una hamburguesa
3. Salir a por helado
4. Tomar el desayuno en la cama
5. Celebrar su cumpleaños (en la foto)
6. Salir a pasear
7. Ir de picnic
8. Recibir un masaje 
9. Salir a tomar un café con mamá
10. Ir a la playa
11. Ver un eclipse solar

 

 

¡La familia Davis se lo estaba pasando bomba con esta lista, y Kaylee también! Ella ha vivido más tiempo de lo que pronosticaron los médicos veterinarios, y está disfrutando de cada momento.

Cuando las facturas médicas de Kaylee se acumularon, los hijos de Davis felizmente renunciaron a sus vacaciones en Disney World para las que habían estado ahorrando. "¡De todos modos, no sería divertido sin Kaylee!", razonaron.

Recientemente, la historia de Kaylee llamó la atención de la campaña Holiday Wishes de la Fundación Petco.

¡Su historia fue premiada con una beca Holiday Wishes para BARCS por valor de $ 10,000! Y su historia fue tan popular que también ganó el premio People's Choice Award, donde personas de todo el país votaron por sus historias favoritas. La historia de Kaylee's Bucket List quedó en primer lugar, ganando otros $ 25,000 por BARCS.

 

Melissa Davis está tan agradecida con BARCS por arriesgarse con Kaylee que está encantada de poder retribuirles con fondos que se destinarán a salvar vidas aún más asombrosas, tanto humanas como de perros.

Como dice Melissa, "pensábamos que estábamos rescatando a Kaylee ese día, pero resultó que nos estaba rescatando ella a nosotros. No sabíamos lo que nos faltaba hasta que ella estuvo aquí ".