Facebook Pixel

¿Sabes qué los perros también pueden ser pesimistas?

¿Sabes qué los perros también pueden ser pesimistas?

En general, los perros parecen ser seres alegres, felices y despreocupado, y a veces creemos que sólo tienen una visión optimista de la vida. Pero es un hehco que algunos perros son claramente más pesimista que otros. Una investigación de la Universidad de Sydney ha confirmado científicamente dicho hecho.

"Esta investigación es emocionante porque mide los estados emocionales positivos y negativos en los perros de manera objetiva y no invasiva. Se ofrece a los investigadores y los dueños de perros una idea de las perspectivas de los perros y cómo cambian", explica Melissa Starling, de la Facultad de Veterinaria.

"Averiguar con la mayor precisión posible si un perro en particular es optimista o pesimista es particularmente útil en el contexto de los perros de trabajo y servicio y tiene implicaciones importantes para el bienestar animal." 

A los perros del estudio se les enseñó a asociar dos sonidos diferentes con  obtener una recompensa de leche o la misma cantidad de agua en su lugar. Una vez que los perros han aprendido la tarea de discriminación, se les presentan tonos "ambiguos".

Si los perros responden después de tonos ambiguos, se nota que esperan que ocurran cosas buenas para ellos, y se les llama optimistas. Pueden mostrar ese optimismo por cómo responden.

"De los perros que hemos probado nos encontramos más que eran optimistas que pesimistas, pero es demasiado pronto para decir si eso es cierto para a población general de perros" explica Starling.

Sin embargo, sí significa que tanto los individuos como las instituciones (perreras, cuidadores de perros) pueden tener una visión mucho más precisa en la estructura emocional de sus perros.

De acuerdo con la investigación, de un perro con una personalidad optimista espera que sucedan más cosas buenas. Va a tomar riesgos y tener acceso a las recompensas. Es un perro que no se desanima cuando las cosas no salen bien y lo intenta de nuevo. Los reveses de menor importancia no le molestan.

Si un perro tiene una personalidad pesimista, espera que le ocurran menos cosas buenas. Esto puede hacer que sea cauteloso y con aversión al riesgo. Los contratiempos en las acciones que emprende pueden causarle angustia. Puede que no sea infeliz per se, pero es probable que sea más conformista y necesita un poco de aliento para probar cosas nuevas.

Los perros pesimistas parecían estar mucho más estresados ante una tarea que los perros optimistas. Ladraba o gimoteaba y evitaba repetir la tarea.

"Esta investigación podría ayudar a los entrenadores de perros de trabajo a seleccionar los perros que mejor se adapten. Probando el optimismo o pesimismo en los perros de forma temprana se puede identificar buenos candidatos para el entrenamiento. A un perro pesimista que evita riesgos sería mejor tenerle como un perro guía, mientras que un perro optimista, persistente sería más adecuado para la detección de drogas o explosivos", explica Starling.

Agencias