Cuidados del perro en verano

El verano es una estación para disfrutar al máximo con tus perros, pero para ello es muy importante tener en cuenta una serie de cuidados básicos para no tener problemas durante esta época tan calurosa.

Prevenir es curar: Consejos para pasar el verano sin problemas

Beber mucho agua: debemos estar pendientes de que nuestro perro tenga siempre agua, y que esté siempre fresca y cristalina. Solo hay que restringir el agua en caso de que el perro vomite mucho.

Si dejas salir a tu perro al jardín, asegúrate de que haya sombras donde pueda echarse si le apetece.

Adapta tus horarios de paseo a las horas con menos calor del día; aprovecha la primera y última hora del día para dar los paseos más largos.

Si ves que tu perro tiene mucho calor, refrescarle el cuerpo y la cabeza con agua.

Como tú, tu perro también agradecerá la presencia del aire acondicionado.

Lleva a tu perro a la peluquería para que le recorten el pelo, pero siempre dejando una capa para evitar quemaduras.

Cuidados con los materiales que cogen altas temperaturas, como el asfalto, tu perro se puede quemar las almohadillas.

Nunca dejes a tu perro en el coche, existe un alto riesgo de que sufra un golpe de calor, pudiendo llegar a morir.

Cuidado con las pulgas y las garrapatas, el verano es la peor época de este tipo de parásitos. Ponle collares antiparasitario y desparasítale internamente.

El ejercicio siempre es buena, pero al igual que con los paseos, busca las mejores horas y zonas de sombra.

Cómo actuar ante un golpe de calor

Los más importante ante un golpe de calor es la rapidez en cuanto antes la temperatura corporal, colocando al animal en un lugar fresco a la sombra, mojarle con agua fría, ponerle hielo en la cabeza y en la tripa. Así como ayudarle a beber agua con delicadeza y poco a poco.

Algunos veterinarios recomienda en situaciones extremas empapar al perro en alcohol, porque se evapora con rapidez y provoca que la temperatura corporal descienda rápidamente.

Después de estabilizarle, debes acudir a tu veterinario.

Síntomas de un golpe de calor 

Dificultad en la respiración

Mareos: pierde el equilibrio

Taquicardia

Temperatura alta

Taquicardia

Vómitos y diarreas

También tener en cuenta que los perros chatos, como los carlinos, el bóxer o los bulldogs, así como los cachorros, son más sensibles a sufrir problemas en verano, como golpes de calor. 


Oferta nuestro perro verano