Tu tienda de accesorios y pienso para perros

Si es para perros y existe, ¡lo tenemos!
0

ENVÍO GRATUITO para pedidos superiores a 20€

×

Registro

Información personal

Información de registro

o Inicio de sesión

First name is required!
Last name is required!
First name is not valid!
Last name is not valid!
This is not an email address!
Email address is required!
This email is already registered!
Password is required!
Enter a valid password!
Please enter 6 or more characters!
Please enter 16 or less characters!
Passwords are not same!
Terms and Conditions are required!
Email or Password is wrong!

Elementos 1 a 10 de un total de 21

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  • 20.10.15 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Nuestroperro

    Aunque existen excepciones (como en todo), nadie puede negar que a los perros les encanta jugar con la pelota.

    ¿Y a qué se debe tanta efusividad y alegría cuando ven en tu mano su pelota preferida?

    Los perros por instinto persiguen la pelota, se sienten atraídos por su movimiento, esto se debe a su parte más primitiva herencia de sus antepasados los lobos.

    Los lobos corren tras su presa la cual puede cambiar de dirección, esconderse, etc, haciendo movimientos muy similares a los que una pelota tirada con fuerza puede hacer. Por lo que nuestros perros despiertan su instinto persecutorio con ese movimiento.

    Además en el momento de perseguir la pelota nuestro perro se concentra tanto que todos sus sentidos parecen que se convirtieran en uno, ya que cuanto antes prevea el movimiento de la pelota antes la atrapará. Que llevándolo a su modo más primitivo sería algo así como “si llego más rápido que nadie, la presa será para mí”.

    Jugar con la pelota es una buena manera de hacer que nuestro perro haga ejercicio físico, esto es ideal para perros que necesitan quemar mucha energía o que necesitan una gran motivación para moverse. Aunque tampoco debemos abusar del juego con la pelota ya que algunos perros se vuelven “adictos” a ella, por eso, nada mejor que combinar los juegos de pelota con otros juegos como los de olfato. Así vuestro perro estimulará su intelecto y se cansará tanto físicamente como mentalmente.

  • 15.10.15 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Nuestroperro

    Unos en su cama, otros en el suelo, e incluso en el sofá... Quien más o menos ha visto alguna vez escarbar a su perro sin que haya un por qué aparente.

    ¿Por qué escarban los perros?

    Todo se debe a su antepasado el lobo, estos de por si escarban por diferentes motivos, entre ellos el poder esconder la comida que en ese determinado momento no van a comer.

    Pero ¿tiene nuestro perro necesidad de escarbar?

    Quizás no veamos clara la causa, pero contra el instinto no se puede luchar. Puede que nuestro perro intente esconder su juguete preferido o esa "chuche" que la acabamos de dar en un sitio que para él es seguro.

    También puede suceder que nuestro perro intente acomodar su zona de dormir.

    Seguro que a muchos os suena haber visto escarbar, y retocar con sus patas, la zona de descanso de nuestro perro. Esto sirve para hacer el lugar más confortable y eliminar el calor (quizás hacerlo en el sofá o en el parquet no tiene sentido pero si fuera tierra de verdad, esto haría que respirase la tierra eliminando el calor de la misma).

    Por otro lado el acto de escarbar sirve para marcar un territorio, ya que las almohadillas de nuestros perros dejan marcado un olor que demuestra que determinada zona es "de nuestro perro", ayudando así a que el resto de animales sepan identificar que esa zona "tiene dueño".

    No obstante, como todo, estas conductas marcadas por instinto en nuestro perro pueden tener determinadas modificaciones que las conviertan en un problema si nuestro querido animal convierte las mismas en algo compulsivo.

    Esto suele ocurrir en determinados problemas de ansiedad, por lo que si observamos que nuestro perro tiene una necesidad imperiosa de escarbar en cualquier momento sin razón aparente, deberemos consultar con un especialista en conducta canina, ya que esto puede significar que nuestro perro tiene un problema psicológico oculto.

  • 21.09.15 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Nuestroperro

    Un estornudo es un reflejo involuntario de nuestro sistema respiratorio, e igual que nosotros, nuestros perros pueden sufrirlos por diferentes causas.

    Cuando un perro estornuda puede que se haya resfriado, haya exhalado alguna mota de polvo que haya causado picor en la mucosa de la nariz o puede que tenga algún objeto incrustado en sus orificios nasales.

    ¿Se pueden resfriar los perros?

    Cuando nuestro perro estornuda puede que haya una infección en las vías respiratorias detrás de este mismo. Si observamos que nuestro perro estornuda frecuentemente y que además tose, es muy probable que se haya resfriado. Si además aparece fiebre, deberemos acudir al veterinario para que le aplique el tratamiento adecuado.

    ¿Estornuda y tiene mocos?

    En ocasiones cuando vemos estos síntomas creemos que nuestro perro se ha resfriado pero la secreción de mucosas es más frecuente en casos de alergias. Los perros pueden sufrir alergia al polen, los ácaros y a algunos productos de limpieza.

    ¿Y qué ocurre cuando son muy frecuentes y no para de estornudar?

    Cuando nuestro perro estornuda muy frecuentemente sin parar es que hay algo en sus vías respiratorias que el cuerpo quiere expulsar.

    Si ese cuerpo extraño no es expulsado de manera natural deberemos acudir de inmediato al veterinario, ya que además de ser muy molesto para el animal, ese objeto puede llegar a hacer daño a alguna zona del sistema respiratorio de nuestro perro.

    De ahí que siempre insistamos en tener mucho cuidado con las zonas donde hay espigas, ya que los orificios nasales y las orejas son las zonas donde con más facilidad pueden introducirse.

  • 17.08.15 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Nuestroperro

    Como hemos indicado en otras ocasiones nuestros perros usan su lenguaje corporal para comunicarse y expresarse.

    Estar atentos a este lenguaje y conocerlo, harán que podamos darnos cuenta cuando algo no va bien…

    Es el caso del lamido compulsivo.

    En general nuestros perros usan su boca para limpiar zonas de su cuerpo, rascarse, etc. Pero hay veces que el lamido se convierte en una forma de estimularse, y ahí es cuando debemos preocuparnos.

    Esta estimulación puede terminar produciendo eczemas o heridas en la zona donde se lame, y de ahí pasar a lesiones mayores.

    Y no solo eso, un perro que comienza a generar este comportamiento significa que es un perro que no está bien a nivel psicológico, que es un perro aburrido o un perro con una lesión.

    Lo primero que haremos será revisar la zona del lamido en busca de una lesión o dolor. Si hay lesión entonces la causa no será otra que el dolor y descartaremos el resto.

    ¿Qué hacer con las otras causas?

    Si tenemos un perro aburrido la solución es bastante sencilla ¡¡hay que jugar más!! Y si no disponemos de mucho tiempo podemos optar por juegos de olfato.

    No sólo estimularán a nuestro perro sino que además lo cansarán. Un perro que juega bien, será un perro psicológicamente perfecto.

    Si nuestro perro sufre algún desequilibrio psicológico: ansiedad, depresión, etc. Tendrá que ser el veterinario y el especialista en comportamiento canino el que determine las pautas de actuación, ya que dependerá mucho de las causas la solución a seguir.

    Si comienzas a ver que tu perro se lame compulsivamente una zona de su cuerpo, no lo dejes pasar… Puede haber un problema grave detrás

  • 31.05.14 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Alberto Arquero

     

    Pueden haber por múltiples factores que causen la falta de apetito en un perro. La anorexia en los perros puede ser síntoma de casi cualquier enfermedad, de dolor, estrés o heridasas que pueden provocar la anorexia en los perros son las siguientes:

    Enfermedades:
    Cualquier enfermedad puede causar pérdida de apetito en los perros, sobre todo las que cursan con fiebre o dolor.
    Aburrimiento:
    Cuando un perro come el mismo alimento una y otra vez durante semanas es fácil que acabe aburriéndose, sobre todo si el perro se alimenta de pienso seco.
    Estrés:
    Una de las causas mas comunes de que un perro deje de comer es el estrés, cuando un perro se encuentra en niveles de estrés elevados, generalmente rechaza cualquier alimento por muy apetitoso que sea.
    Dolor:
    El dolor es otra causa común, sobre todo cuando se trata de dolores causados por heridas u enfermedades orales como inflamación de las encías o la gingivitis entre otros problemas de la boca.
    Pérdida de olfato:
    Al no poder oler el alimento, es fácil que el perro no se sienta atraído por el plato y no sienta apetito, a este problema se le llama “Anosmia”.
    Cambios en la dieta:
    En ocasiones, los perros no aceptan cambios bruscos en la dieta, es una posible causa de rechazo del alimento.
    Calor:
    Es posible que de forma puntual y en días calurosos nuestro perro no tengas apetito, esto no es nada preocupante y generalmente el perro come mas tarde o al día siguiente.
    Comportamiento:
    Hay perros que utilizan el momento de la comida para llamar la atención, este comportamiento suele ser causa de un “refuerzo negativo”, esto sucede cuando los propietarios se preocupan excesivamente por la cantidad de alimento que come su perro, esto puede crear dos reacciones, que el perro relaciones el momento de la comida con un momento de estrés de su tutor y lo evite, o que aprenda rápidamente que puede conseguir atención extra si rechaza su alimento y lo repita en cada comida.

    Cuando un perro deja de comer un día o dos, no deberíamos preocuparnos, incluso se benefician de un día de ayuno a la semana y es posible que ellos mismos busquen este ayuno de forma voluntaria, pero si un perro deja de comer durante 2 ó 3 días, notamos apatía o algún otro síntoma anormal en su comportamiento es el momento de visitar al veterinario para descartar enfermedades, heridas o cualquier de las causas citadas anteriormente.

    En el caso de que existiera una anorexia motivada por una enfermedad o herida, normalmente el tratamiento de la causa resolvería el problema, pero en ocasiones, para controlar la anorexia y mejorar el apetito, el veterinario puede recetar medicación, generalmente complementos vitamínicos potenciadores del apetito o dietas especialmente ricas en energía y nutrientes, sobre todo cuando la causa de la anorexia es una enfermedad crónica como sería la leishmaniasis canina, insuficiencia renal o algún tipo de cáncer.

    Fuente: Mimal

  • 31.05.14 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Alberto Arquero

     

    La mayoría de perros persiguen a los gatos en la calle, a veces llegan a cazarlos y matarlos, en muchos casos, es difícil entender este comportamiento, sobre todo cuando convive con gatos en casa

    ¿Cual es la razón por la cual un perro persigue y da caza a los gatos de la calle mientras comparte su cama con los gatos de la casa?

    Los perros persiguen a los gatos como a cualquier otro animal que se mueva rápido o corra, y esto es debido al instinto de caza normal en los perros.
    El instinto de caza es innato en los cánidos, unos lo tienen mas desarrollado que otros, según el individuo o la raza, y también, según la educación recibida o la oportunidad que ha tenido en su vida para potenciar ese instinto.

    Contrariamente a lo que mucha gente cree, razas de perros de caza como Goldens Retriever, Setters, y sabuesos... son los que menos instinto tienen de matar, y razas de presa, los “pitbulls”, pastores alemanes y huskies tienen tendencia a cazar y matar a sus presas en el instante, la razón es sencilla, los instintos son potenciados a partir de la cría selectiva y en cada raza se buscó potenciar instintos favorables a la función para la que el hombre la diseñó.

     

    Por ejemplo: Sabuesos, Setters, Retrievers, etc. tienen instinto de búsqueda y cobro, pero no se les potenció que toquen a su presa (esta es del cazador) estos perros raramente matan a otros animales.

    En el caso de los Huskies Siberianos, se han seleccionado para tirar de trineos, pero su vida era “salvaje” su instinto de caza es notable, en su origen, los huskies se soltaban libres para que cazaran y se alimentaran por ellos mismos, su dieta estaba basada en proteína animal casi al 100% y por el clima y su trabajo, tenían grandes necesidades energéticas, así que aprovechaban desde un ratón hasta un ciervo para cubrir sus necesidades, a día de hoy la raza conserva sus instintos, entre ellos su potente instinto de caza.

    En razas de presa como los bullterriers, Dogos Argentinos o perros del grupo llamados “pitbull” fueron criados potenciando el instinto de caza y derribo, para el criador la función de estos perros eran la caza mayor, las peleas entre perros o contra otros animales como los toros, en algunos casos, cuando se criaban para las peleas entre perros, su instinto de presa también está ligado a la supervivencia, puesto que el perro que mataba vivía y se reproducía y el débil moría.

    Los perros tienen mas o menos instinto de caza y todo se debe a sus genes y su origen.

    ¿Podemos evitar este instinto?

    NO, no podemos evitar que un perro se sienta atraído por un animal pequeño en movimiento, pero si podemos educar a nuestro perro hasta el punto que una orden nuestra pueda hacer que se detenga y dar tiempo a la víctima a huir .

    Tampoco sirve enseñarles que eso “no se hace”, cuando se activa su instinto de caza, solo el control del propietario puede evitar un accidente desagradable.

    Conclusión: Los perros son animales, debemos entender y respetar sus instintos naturales, pero también debemos ser conscientes de ellos, y tomar las precauciones necesarias para evitar que nuestra mascota algún día, nos de una sorpresa desagradable, el vinculo y el control mas la precaución lógica que deberíamos tener siempre que se trate de animales, es la forma de evitar que nuestro perro mate a un gato de la calle, las gallinas del vecino o incluso, en algunos casos a perros mas pequeños.

  • 04.05.14 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Alberto Arquero

    ¿POR QUÉ MI PERRO SE TUMBA AL VER A OTRO PERRO?

     
    ¡CUERPO A TIERRA!
     
    En el lenguaje corporal canino, tumbarse con las patas hacia delante, o levantando los cuartos traseros (“en pompa”), o ambas, es una invitación a jugar. Los más exaltados incluso darán palmadas con ambas patas delanteras en el suelo, y se desplazarán en saltitos laterales. El invitado aceptará o no la invitación, siempre y cuando esté sociabilizado, es decir, conozca el lenguaje de los perros.
     
    Parece un contrasentido, pero no lo es: los perros no nacen sabiendo todas las señales sociales de su especie; los humanos mucho menos. Como nosotros, necesitan relacionarse con otros perros para aprender ese lenguaje, que equivale a los modales, la etiqueta social que les permite interactuar sin fricciones.
     
    Así, el perro aprenderá a ponerse de lado o de espaldas ante otro can que parezca agresivo, como indicativo de que no busca conflictos;  a tumbarse cuando quiere jugar, etc. Del mismo modo, aprenderá a sentarse para que le demos un premio o a pasear sin tirar de la correa.
     
    El mecanismo de aprendizaje es el mismo, y su motivo también: la adaptación al medio. Observarles atentamente nos servirá para detectar señales, gestos y posturas que nos habían pasado desapercibidos hasta ahora.
     
    Si quieres ampliar tus conocimientos, encontrarás útil e interesante el libro  “El lenguaje de los perros: Las señales de calma”,  de Turid Rugaas.
     
     
    Quizás también le interese:
  • 07.09.13 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Alberto Arquero

    La razón es que lo necesitan para su supervivencia y cuando lo hacen suele conllevar un beneficio

     

    Quién no ha visto alguna vez a un animal imitar los movimientos que hacen los humanos, ya sea un perro con su dueño, un delfín con su entrenador o una ballena con nuestra voz.

    Esto tiene una explicación científica para ello ABC.es habla con Miguel Ibáñez Talegón, director del Centro de Medicina del Comportamiento Animal de la Universidad Complutense de Madrid y profesor de Etología y Bienestar Animal en la UCM que aclara todas las dudas sobre este tema.

    Instinto de supervivencia

    «Los animales tienen la capacidad de imitación porque la necesitan para su supervivencia como se ha demostrado en diversos estudios realizados con diferentes especies animales», afirma el profesor.

    Aunque se piensa que la capacidad de imitar es una cualidad específicamente humana esto no es así, ya que la adaptación al medio exige a los animales desarrollar diferentes habilidades en los animales que les posibiliten su evolución y una de ellas es la capacidad de imitación, la cual posibilita una mejor integración en el medio físico y principalmente social, de los cuales dependen para avanzar como individuos y como especie.

    «La imitación permite, entre otras cosas, facilitar la realización de tareas que otros individuos u otras especies animales han desarrollado a lo largo de mucho tiempo y trabajo», comenta Miguel Ibáñez.

    El profesor explica que la «naturaleza siempre busca el camino más corto y el que menos energía requiera. Si hay que imitar… se imita». Como ocurre con la imitación del canto en los pájaros entre especies distintas para ocupar su nido o la elección de un juguete en los perros de entre un grupo amplio de objetos para obtener un premio de comida.

    Las consecuencias de la realización de las conductas de imitación conllevan una ventaja, un beneficio o un premio para el sujeto que repite la acción y es por eso que los animales imitan los movimientos.

    Los mamíferos marinos

    Miguel Ibañez explica que en el Centro de Medicina del Comportamiento de la UCM que dirige enseñan conductas de imitación a los perros dentro de la practica de habilidades caninas (hacer el pino, subirse en una bola gigantes, bailar con su dueño, etc) y actualmente el trabajo de investigación se basa sobre las conductas de imitación entre perros mediante la observación de lo que otro perro está haciendo.

    Si tuviéramos que pensar en un especie animal que tengan la facultad de imitar más desarrollada que el resto de animales hablaríamos de los mamíferos marinos, pero el profesor aclara que aunque podría dar la impresión que imitan con mayor facilidad que el resto, lo cierto es que tienen esa cualidad igualmente desarrollada.

    «Tradicionalmente se han venido enseñando las conductas de imitación en mamíferos marinos porque son más espectaculares al utilizar animales exóticos, y no ser animales habituales de compañía, pero en realidad tiene la cualidad de imitar igual que el resto», afirma el profesor de Etología y Bienestar Animal de la UCM

    Fuente ABC

  • 05.09.13 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Alberto Arquero
    Qué podría ser mas adorable que tu cachorro dando a su perro amigo un beso en la nariz? Nada, en realidad. ¿Pero si su perro realmente le plantara un beso a su amigo? Sí, pero eso es sólo una de las razones porque su perro puede lamer el hocico de otro perro.
     
    Lo que quiere tu perro
     
    Durante una introducción, un perro tímido y de menor rango, bajará la cabeza, evitando el contacto directo de los ojos con suavidad y extender su lengua para lamer el hocico de un perro más dominante, seguro y de más alto rango.
     
    El primer perro lame el hocico del segundo perro para confirmar simplemente que esto es porque él viene en son de paz. Piense en esto como el equivalente perruno de los besos sociales.
     
    Los perros que son ya amigos también se intercambiaran besos. Dos perros amigos fuertemente unidos se lamerán y acicalaran unos a otros. Se dan unos a otros "besos de perro" en muestras de afecto y amistad. En este escenario, la jerarquía de los perros social no es un problema.
     
    Estos perros se conocen y confían entre sí. También se buscan el uno al otro: Un perro que lame excesivamente la boca de su compañero canino, puede hacer esto porque el perro tiene un tumor, corte u otra necesidad médica que requiere atención y tratamiento.
     
     Los cachorros también "besan" a sus madres, pero no es un gesto de afecto. Cuando los cachorros realizan la transición de mamar las mamas de su madre para pasar de la leche a comer alimentos semisólidos, vigorosamente lamen el hocico de su madre con la esperanza de conseguir su regurgitar y algo de comida semi-digerida para ellos.
    Si usted tiene un perro en enfermería de una camada de cachorros, siga las indicaciones de su veterinario para asegurarse de que los cachorros están recibiendo la nutrición adecuada y que sabe cuándo y cómo hacer la transición de la leche materna a los alimentos para el cachorro.
     
    Cómo responder
     
    Ayude a su perro hacer amistad con sus compañeros: Seleccione con cuidado los perros seguros, pero de fácil y paciente genio para jugar con su perro tímido, para ayudarle a perfeccionar sus habilidades sociales. Ten en cuenta también de poder inscribirlo en una clase de adiestramiento especial que se centra en la socialización, impartido por un instructor que esté certificado, en las prácticas y técnicas positivas de formación.
     
    No interfiera cuando sus dos perros juegan "besándose la cara" brevemente entre sí. Siéntese y disfrute de esta muestra de amistad canina. Entonces llámelos y haga que ellos hagan una orden como "sentarse" “o dame la pata.” Ofrézcales unas golosinas simultáneamente como una recompensa por estar bien el uno al otro.
     
    Si adopta o trae un perro y tienen tres o más perros residentes, debes introducir el perro adoptivo a su prole con un perro a la vez y dejar chuparse el hocico entre ellos ocurriendo de forma natural. Comience con su perro por lo menos reactivos o más amable. Nunca fuerce una introducción entre los perros, ya que puede profundizar la sumisión del perro de crianza o provocar una pelea.
     
    Por: Erik Farina, Psicólogo Canino y Adiestrador Profesional

    Productos relacionados

  • 24.08.13 0 Categoría del post ¿Por qué mi perro...? Subido por Alberto Arquero

    El vomito suele presentarse de manera esporádica normalmente ni siquiera es necesario administrar medicamentos, ya que no reviste peligro. Pero si su frecuencia es constante, es bueno consultar a un veterinario.

    El vómito se basa en un mecanismo dividido en tres fases: náuseas, arcadas y regurgitación.

    A veces el vómito en los perros es un mecanismo de defensa del organismo que se suele solucionar en 24 horas pero otras es un síntoma de algo más grave.

    Las causas de los vómitos son numerosos y podemos diferenciarlas entre gastrointestinales y no gastrointestinales de leves a más graves.

    El tratamiento sintomático del vómito leve, consiste en no dar de comer al perro durante 24 horas, después ir introduciendo pequeñas cantidades de alimento altamente digerible. Puede que el veterinario le indique algún medicamento antiemético.

    Las causas del vomito en el perro pueden ser muchas y la más común se da por comer demasiado rápido, por lo que dar un pienso más pequeño y dividirlo en 2 o 3 raciones repartidas a lo largo del día, desayuno, comida y cena podrá ayudar a aliviar este problema. De esta manera en lugar de que coma una gran cantidad una sola vez al día de forma rápida, la cantidad que ingerirá será menor y así su estómago podrá tolerarla mejor.

    Una causa de los vómitos en el perro puede ser el frío, el estado de excitación como el miedo o alegría, la ingesta de plantas tóxicas., alimentos venenosos, o por una obstrucción intestinal o parásitos.

    La hierba puede ser uno de los motivos del vomito, ya que el perro la come cuando quiere limpiarse el estómago.

    El vómito puede deberse a infecciones gástricas o que se contagie de algún virus. Normalmente la infección estará acompaña de dolor, gases, falta de apetito, fiebre, además estará triste sin ánimos para jugar o pasear.

    Otras causas pueden ser:

    - Intolerancia a los alimentos como sal, cerdo, pescado, trigo, etc...

    - Ingesta de alimentos no aptos para la dieta del perro, como los alimentos con alto contenido de grasa, azúcar, etc.

    - Ingesta de un cuerpo extraño como un hueso o trapo provocando una obstrucción estomacal

    Otras veces, sin embargo, el vómito es el síntoma principal de una enfermedad, como la gastroenteritis aguda y gastritis crónica, que requieren atención veterinaria inmediata.

    Es conveniente llevar a nuestro perro al veterinario, si en el vómito hay sangre oscura o bilis marrón oscura. También es bueno consultarlo en caso de que haya una sospecha de intoxicación por una planta tóxica, venenosa o enfermedades parasitarias, debido a que el tiempo será crucial para la recuperación.

    Es aconsejable después de comer que el perro descanse ya que el exceso de ejercicio justo después podría provocarle el vomito. y si este se repite constantemente hará que el estómago se irrita hasta degenerar en úlceras o gastritis o en daño severo al esófago

    Si el vomito tuviese un olor fuerte el perro puede tener un problema grave en los riñones o una obstrucción intestinal.

    Hay otras enfermedades que tienen el vomito como síntoma como son: el parvovirus, los tumores, enfermedad hepática y diabetes.

    Recordemos que solo debemos preocuparnos si el vomito persiste.

Elementos 1 a 10 de un total de 21

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
Mi carrito

No tiene artículos en su carrito de compras.