Nuestras Mascotas pasarán a partir de mañana a ser vistos ante la ley como seres vivos dotados de sensibilidad, y por tanto serán un miembro más de la familia.


Según la nueva reforma que fue aprobada por el congreso de los diputados el día 2 de diciembre y se publicó el día 16 del mismo mes en el BOE, nuestras mascotas van a ser considerados como uno más de la familia.


Se trata de algo histórico puesto que se produce una triple reforma, del Código Civil, de la Ley Hipotecaria y de la Ley de Enjuiciamiento Civil.


¿Y que supone esta triple reforma y en qué afectará a las familias?


En caso de rupturas familiares si no hay acuerdo de la tenencia de la mascota, un juez decidirá con quién se quedara, con uno de los cónyuges o con ambos, dependiendo de la situación de cada miembro y del bienestar animal,


Como definir los gastos de su manutención y cuidado.


El propietario estará obligado a cuidar a la mascota y a garantizar su bienestar.


Se limitará la custodia de los hijos en situaciones con antecedentes por maltrato animal. Pudiendo decidir el juez el rechazo de custodia compartida de los hijos si una de las dos partes han realizado algún tipo de maltrato animal.


Otro cambio importante afecta a explotaciones ganaderas, industriales o de recreo, no pudiendo ser incluidas en hipotecas.



Se protegerá a todos los animales de compañía en casos de impagos por lo que no podrán ser embargados.


Con todo lo definido anteriormente se solucionan multitud de situaciones cotidianas que se presentaban habitualmente y que no estaban bien legisladas.


Esperemos que todo lo anterior vele por la mejora del derecho de nuestras mascotas,  veremos si surgen efecto en las fechas prometidas y si realmente solucionan todos estos litigios de los que hemos hablado anteriormente.